(vía lesbiaci)


Diez veces me miraste y diez veces agaché mis ojos. Aún recuerdo bien aquella tarde.
Te habría besado diez veces.

No sé si te olvidé o te perdoné, pero ya no dueles.


Te extraño. Te valga madres o no.



Si no olvido, moriré.